unesco

Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe

4. Características de las escuelas

4.1 Ambiente escolar y tipo de escuela

En esta sección se incluyen descriptores generales sobre el ambiente en la escuela, externos e internos, como la percepción de violencia tanto al interior de la escuela como en el barrio de la misma, el sentido de pertenencia escolar, la composición y desafíos derivados en aula y las relaciones interpersonales entre vecinos del barrio donde se emplaza la escuela.

[viz_erce_4_1]

4.2 Recursos de aprendizaje

En esta sección se incluyen todos los indicadores y temáticas relativos a la caracterización de acceso a recursos para el aprendizaje de las escuelas. Entre estos recursos se incluyen aspectos tales como los servicios ofrecidos en la escuela, como tambiénacceso a bibliotecas, materiales, y computadores. Además, se considera si éstas presentan áreas de deficiencia.

Por otra parte, también se incluyen indicadores de recursos escolares como la infraestructura de la escuela, si cuentan con jornada escolar completa, y la falta de docentes preparados.

[viz_erce_4_2]

4.3 Proceso de las aulas

Al interior de las escuelas ocurren procesos vinculados a la organización escolar y al trabajo docente que pueden incidir en los resultados. La generación de un clima de trabajo positivo y orientado al aprendizaje son elementos esenciales. El conocimiento de los directores sobre las prácticas pedagógicas efectivas es clave para el mejoramiento escolar. Al respecto, las prácticas de monitoreo y retroalimentación a los docentes favorecen los procesos de enseñanza y aprendizaje. En particular, se presentan los resultados considerando las percepciones en cuanto a las relaciones interpersonales del equipo docente, la satisfacción en el lugar de trabajo, y la colaboración entre docentes.

[viz_erce_4_3]

4. Características de las escuelas

Las características del contexto de las escuelas moldean, en gran medida, su quehacer y explican, en parte, el resultado académico de sus estudiantes. La localización geográfica urbana o rural y tipo de escuela (sea pública o privada), junto al clima social de su entorno -expresado en la percepción de violencia que tienen las familias de los niños y niñas- integran esta dimensión.

Por otra parte, la violencia como característica del clima social del entorno en que se ubican las escuelas ha sido medida en función de la percepción de los padres de los estudiantes incluidos en la muestra. Así, el índice de violencia en el entorno de la escuela recoge la percepción de ocurrencia de situaciones de agresión o de conductas ilegales en el barrio o comunidad en que esta se inserta, expresadas en la existencia de consumo y venta de drogas, delincuencia o agresiones entre vecinos.

4.1 Tipo escuela y entorno social 

[viz_terce_4_1]

  • Los resultados muestran que, a nivel general, las escuelas ubicadas en las zonas rurales poseen desventajas en el logro académico en comparación con las escuelas públicas ubicadas en sectores urbanos. Sin embargo, parte importante de estas desventajas se explica por la mayor vulnerabilidad socioeconómica que suele enfrentar la población rural. Cuando se toma en consideración el nivel socioeconómico de los estudiantes, desaparece parte importante de la asociación negativa entre entre ruralidad de las escuelas y logros de aprendizaje.
  • Es indispensable considerar que la categorización de ruralidad de las escuelas fue establecida de acuerdo a una definición local, por lo que solamente se pueden hacer comparaciones de resultados entre grados y disciplinas evaluados en el mismo país, y no entre países.
  • Por otra parte, los resultados muestran que en 10 de los 15 países participantes en TERCE la percepción de violencia en los alrededores de la escuela se asocia a una reducción significativa del desempeño en una o más de las disciplinas y grados evaluados, tras considerar el nivel socioeconómico de los estudiantes. 
4.2 Recursos escolares 

Los recursos materiales de las escuelas dan cuenta de sus condiciones de trabajo e influyen en los resultados de aprendizaje de los alumnos. Los recursos definen también el tamaño e infraestructura de las escuelas, determinando sus posibilidades de contar con ambientes adecuados y seguros, así como la posibilidad de atender a los alumnos en jornadas escolares de mayor duración, ya sea en actividades curriculares o extra-curriculares. En TERCE se caracterizaron los recursos escolares a partir de las variables de infraestructura y jornada escolar

[viz_terce_4_2]

  • En tercer y sexto grado, la relación entre los logros de aprendizaje y la infraestructura escolar desaparece casi completamente tras tomarse en cuenta el nivel socioeconómico de los estudiantes en la mayoría de los países. 
  • Considerando solamente los países en que un mínimo de escuelas imparte clases en jornada completa, se advierte que la vinculación entre esta modalidad y los logros de aprendizaje es baja. Si bien se observan casos de escuelas con jornada completa que tienen mejores resultados que aquellas cuyo horario escolar es más reducido, las diferencias tienden a desvanecerse al considerar los antecedentes sociales y económicos de los estudiantes.
4.3 Proceso de las escuelas 

Al interior de las escuelas ocurren procesos vinculados a la organización escolar y al trabajo docente que pueden incidir en los resultados. La generación de un clima de trabajo positivo y orientado al aprendizaje son elementos esenciales. El conocimiento de los directores sobre las prácticas pedagógicas efectivas es clave para el mejoramiento escolar. Al respecto, las prácticas de monitoreo y retroalimentación a los docentes favorecen los procesos de enseñanza y aprendizaje. 

[viz_terce_4_3]

3. Docentes, prácticas pedagógicas y recursos

3.1.a  Formación docente

Las características de formación de los docentes son fundamentales para la política educativa, pues dan cuenta del piso mínimo de capacidades instaladas en los sistemas escolares y la profesionalización docente. La formación inicial y contínua, junto con la experiencia del profesor, constituyen la base sobre la cual se sostiene cualquier innovación curricular o pedagógica. La preparación del docente se concibe como un proceso permanente dentro de una concepción de aprendizaje constante.

En esta sección se presenta las características de formación inicial y contínua auto-reportadas por los docentes de los estudiantes que participaron en TERCE, considerando Título del profesor, Formación docente, Duración de la carrera y Perfeccionamiento en la disciplina.

Los resultados de este análisis son representativos de las características de los profesores que imparten clases en tercer y sexto grado en los países de la región, en escuelas regulares, de acuerdo se puede visualizar en el punto 3.1.b.

3.1.b Características de la formación docente

Complementando los resultados del análisis anterior, se presentan las características de los profesores que imparten clases en tercer y sexto grado en los países de la región, en escuelas regulares, formulado a partir de las respuestas entregadas por los docentes en TERCE 2013. Las variables recogidas incluyen el contar con título de profesor, la duración y modalidad de su formación docente, además de si cuenta con formación continua en su disciplina, junto con el nivel educacional con el que cuenta. 

[viz_terce_3_1]

3.2 Asistencia y puntualidad 

El uso del tiempo para la enseñanza es uno de los factores relativos a la docencia que más incide en los aprendizajes. 

La asistencia y puntualidad del docente se asocia con el logro académico en todos los países, disciplinas y grados evaluados. La magnitud de esta asociación disminuye levemente una vez que se considera el nivel socioeconómico del estudiante y de la escuela, sin embargo, estas diferencias tienden a ser mínimas.

[viz_terce_3_2]

  • La inasistencia e impuntualidad docente perjudica más el aprendizaje de los estudiantes de tercer grado en comparación con los de sexto.
3.3 Recursos del aula 

Los recursos educativos como libros, cuadernos o computadores representan otro grupo de variables relevantes en el logro de aprendizajes. La disponibilidad de material educativo y de tecnologías de información y comunicación es importante para estimular el aprendizaje dentro del aula.

El libro de texto escolar también forma parte de los materiales educativos fundamentales para el desarrollo de los aprendizajes. Pese a su importancia, y de modo similar a lo que ocurre con el cuaderno o libreta de apuntes, un porcentaje significativo de los estudiantes evaluados no cuenta con estos, situación que se agudiza en sexto grado.

[viz_terce_3_3]

  • La gran mayoría de los estudiantes latinoamericanos evaluados posee un cuaderno o libreta de apuntes.  No obstante, los resultados del estudio evidencian una importante asociación entre la disponibilidad de un cuaderno individual y el aprendizaje escolar, aunque en diferentes países para el caso de tercer grado, la diferencia no es significativa. 
  • La evidencia encontrada sugiere que la disponibilidad de libros de texto tiene, por lo general, una asociación positiva y significativa con el logro académico. Cuando esta asociación es positiva, los estudiantes que cuentan con un libro de texto para usar en clases obtienen entre 9 y 90 puntos más en la prueba de la asignatura que aquellos que no lo poseen o tienen que compartirlo.
3.4 Prácticas docentes 

Las prácticas de los docentes en el aula se encuentran entre los principales mecanismos por medio de los cuales se generan aprendizajes entre los estudiantes. Los docentes son los encargados de planificar e implementar las clases y en ellos se materializa la misión de los sistemas educativos de promover el desarrollo de los estudiantes. 

El clima de aula según el docente identifica la percepción del profesor respecto del nivel de respeto y cooperación que existe en el salón de clase. 

Por otra parte, el clima de aula percibido por los estudiantes revela si las interacciones y conductas dentro del aula son propicias para realizar fluidamente las actividades en clase. 

Las prácticas docentes para el desarrollo del aprendizaje se refieren a la calidad de las interacciones pedagógicas en el aula, según la percepción de los estudiantes de sexto grado. El índice de prácticas para el desarrollo del aprendizaje incluye elementos relativos al apoyo emocional en las interacciones de aula, tales como que los profesores se muestren contentos al hacer clases, feliciten y motiven a los estudiantes y los animen cuando se enfrentan a actividades difíciles.

[viz_terce_3_4]

  • La evidencia indica que se alcanzan mayores logros académicos cuando los docentes perciben que las interacciones entre los estudiantes y hacia ellos mismos se caracterizan por ser respetuosas, colaborativas y carentes de agresión.
  • La magnitud del clima del aula según los estudiantes de tercer grado se encuentra en un rango de 13 a 38 puntos para todas las disciplinas en tercer grado. La asociación entre el clima de aula percibido por el estudiante y el desempeño académico es significativa en lectura y matemática en Chile, Ecuador, Nicaragua, Panamá, Paraguay y República Dominicana.
  • Las prácticas docentes se relacionan positivamente con el aprendizaje. Cuando las interacciones de aula se enfocan en combinar el apoyo emocional, la organización de la clase y el apoyo pedagógico, los estudiantes alcanzan mayores niveles de desempeño.

3. Docentes, prácticas pedagógicas y recursos

3.1.a. Preparación para la enseñanza

Las características de formación de los docentes son fundamentales para la política educativa, pues dan cuenta del piso mínimo de capacidades instaladas en los sistemas escolares y la profesionalización docente. La formación inicial y continua, junto con la experiencia del profesor, constituyen la base sobre la cual se sostiene cualquier innovación curricular o pedagógica.

La preparación del docente se concibe como un proceso permanente dentro de una concepción de aprendizaje constante. Debido a ello, y junto con presentar características auto-reportadas por los docentes (Título del profesor, Formación docente y Duración de la carrera), también se incluyen aspectos relevantes de la preparación para la enseñanza, como lo es el grado de autoeficacia que se percibe para enseñar matemáticas (indicador exclusivo para esta materia) y áreas en que los docentes necesitan perfeccionamiento.

Por último, el aprendizaje contínuo para los directores emerge como un ingrediente fundamental para una mejora escolar exitosa. Resultados de investigaciones han demostrado que el liderazgo del director de la escuela puede influir fuertemente en varios elementos del entorno escolar, incluidas la satisfacción de los maestros, el aprendizaje de los estudiantes y el rendimiento académico, generando un mayor impacto en circunstancias en las que más se necesita.

Los resultados de este análisis son representativos de las características de los profesores que imparten clases en tercer y sexto grado en los países de la región, en escuelas regulares.

[viz_erce_3_1_a]

3.1.b. Formación docente (descriptivo)

Complementando los resultados del análisis anterior, se presentan las características de los docentes que imparten clases a los estudiantes del ERCE 2019, a partir de la información entregada por ellos mismos. Las variables recogidas incluyen el contar con título de profesor, la duración y modalidad de su formación inicial docente, además de si cuenta con formación continua en su disciplina, junto con el nivel educacional con el que cuenta.

[viz_erce_3_1_b]

3.2 Responsabilidades profesionales

Si bien el concepto responsabilidades profesionales responde a un marco más amplio, dada sus dificultades para ser medido, en esta dimensión se incluyen descriptores relativos al cumplimiento de responsabilidades básicas del quehacer de los profesores, como lo son la asistencia y puntualidad. Una de las consecuencias sobre el ausentismo de los docentes son las menores oportunidades de aprendizaje para sus alumnos, relacionándose a menores logros. La puntualidad también debiese ser considerada una condición para mejorar los aprendizajes de los estudiantes, la que está directamente relacionada con el rendimiento de los estudiantes como se vio reflejado en el TERCE 2013.

[viz_erce_3_2]

3.3 Recursos de aprendizaje

Los recursos educativos como libros, cuadernos o computadores representan otro grupo de variables relevantes en el logro de aprendizajes. La disponibilidad de material educativo y de tecnologías de información y comunicación es importante para estimular el aprendizaje dentro del aula. 

En esta categoría se incluyen los indicadores sobre la disponibilidad de libros y cuadernos de apuntes para las clases. 

[viz_erce_3_3]

3.4 Manejo del aula

En esta sección se integran aquellas prácticas que caracterizan a docentes que crean ambientes de respeto en el aula, promueven una cultura de aprendizaje y manejan los procedimientos de la clase. Se incorporan índices correspondientes a la disrupción en el aula y percepción de dificultades para la enseñanza.

[viz_erce_3_4]

3.5 Interacción pedagógica

Este ámbito se refiere al desempeño del docente en aula, considerando las intervenciones pedagógicas y modo de estructurar las experiencias de aprendizaje. Los aspectos relevantes de esta dimensión son la activación cognitiva, el interés por el bienestar de los estudiantes, la manera de organizar la enseñanza y el apoyo al aprendizaje de los estudiantes.

[viz_erce_3_5]

3.6 Liderazgo

En esta sección se incluyen descriptores generales sobre el liderazgo escolar según el director y la gestión de la escuela, por parte del director o equipo directivo de las escuelas. En particular, se presentan los resultados para la retroalimentación del equipo directivo a los docentes, y la percepción de éstos sobre el apoyo del director.

[viz_erce_3_6]

2. Características de los estudiantes y sus familias

2.1 Nivel socioeconómico de las familias 

El índice de nivel socioeconómico de los estudiantes fue construido a partir de la información de los cuestionarios de contexto del TERCE 2013, específicamente de las respuestas del cuestionario de familias de los estudiantes en 3er y 6º grado de la escuela primaria y, por lo tanto, es representativo de esa población. 

Está compuesto por las variables relativas a los antecedentes educativos y laborales de la madre, el ingreso del hogar, los bienes y servicios de la vivienda, y la cantidad de libros disponibles. Los valores más altos del índice indican un mayor estatus socioeconómico. Para fines de visualización, se dividió a la población en quintiles según el nivel socioeconómico y, para los gráficos en adelante, se contrasta el quintil 1 y 5 para su interpretación con esta variable. 

El gráfico visualiza las variables de nivel socioeconómico para Familia y Escuela.

[viz_terce_2_1]

Existe una relación positiva entre el índice de nivel socioeconómico y los resultados de aprendizaje promedio de los países. En general, cuanto mayor es el índice de nivel socioeconómico más altos son los resultados de aprendizaje. Así, el promedio nacional del índice socioeconómico explica entre 42 y 57% de las diferencias entre los promedios de logro alcanzado por los países en cada una de las disciplinas y grados evaluados. Por último, vale la pena señalar que los países se agrupan en torno a la línea que muestra el promedio.

2.2 Antecedentes escolares del estudiante

Los antecedentes escolares representan un factor clave para explicar el desempeño académico del estudiante. Las variables consideradas en esta dimensión son la repetición de grado, la inasistencia a clases y la participación en educación preescolar formal entre los 4 y 6 años. 

[viz_terce_2_2]

Se puede terminar esta sección con algunas reflexiones generales de la región (debajo de los gráficos), por ejemplo (extraídos del informe factores asociados TERCE): 

  • La repetición de grado se asocia negativamente con el logro académico en todos los países, grados y disciplinas evaluadas. Un estudiante que ha repetido algún grado obtiene entre 15 y 74 puntos menos de desempeño académico comparado con uno que nunca ha repetido, dependiendo del grado, disciplina y país”
  • La repetición escolar es la variable que tiene mayor magnitud de asociación con el aprendizaje, después del índice de nivel socioeconómico del estudiante. La mera repetición del contenido sería insuficiente para obtener un cambio positivo en el rendimiento y, por lo tanto, se hace necesario explorar mecanismos alternativos de apoyo y seguimiento que constituyan un reforzamiento sólido para este grupo de estudiantes”
  • Los niños que asistieron a educación preescolar entre los 4 y 6 años obtienen, sistemáticamente, mejores resultados de aprendizaje en las pruebas aplicadas. Los estudiantes que asistieron a preescolar entre los 4 y 6 años obtienen entre 9 y 30 puntos más que aquellos que no lo hicieron, una vez considerada la influencia del nivel socioeconómico, y dependiendo del grado, disciplina y país.
  • Los resultados sugieren que la inasistencia a clases tiene una asociación negativa y significativa con el desempeño académico. Los estudiantes que faltan dos o más clases al mes tienen entre 10 y 33 puntos menos que aquellos que han faltado menos de dos clases al mes. La inasistencia a clases limita e impide la exposición del estudiante al currículo, lo cual puede tener graves implicancias en su desempeño escolar.
2.3 Prácticas educativas en el hogar

Las prácticas educativas en el hogar pueden tener un efecto potenciador de los aprendizajes. Por ello, es importante comprender cómo el entorno familiar se relaciona con el rendimiento. Estas prácticas son, en mayor medida, reflejo de las posibilidades, intereses y expectativas de los padres, lo que a su vez se relaciona con su propio nivel educativo y socioeconómico. Dentro de dicho factor se incluyen las expectativas parentales sobre el nivel educacional del estudiante, el uso parental de la información entregada por la escuela, la supervisión de estudios en el hogar y el tiempo de estudio en el hogar.

[viz_terce_2_3]

  • Las expectativas educacionales de los padres tienen una asociación positiva con el logro académico que varía entre 9 y 52 puntos, una vez considerado el nivel socioeconómico del estudiante y de la escuela, en todos los países, disciplinas y grados evaluados.
  • Los resultados del TERCE muestran que cuando los padres llaman la atención, felicitan o apoyan los estudiantes por sus calificaciones, el logro académico se incrementa en un rango que oscila entre 7 y 36 puntos, dependiendo del país, grado y disciplina evaluada
  • La significancia de la asociación entre supervisión de estudios y logro académico se observa con mayor frecuencia en tercer grado que en sexto grado.
  • El tiempo dedicado a hacer tareas y estudiar materias escolares tiene una relación positiva y significativa con el logro académico. Los estudiantes que dedican media hora al día o más a los estudios tienen una ventaja de entre 9 y 33 puntos, una vez considerados los antecedentes socioeconómicos del estudiante y de la escuela.
2.4 Características económicas, demográficas y culturales

Las variables de caracterización socioeconómica, demográfica y cultural de los estudiantes son importantes predictores del aprendizaje. Los estudios internacionales muestran, de forma sistemática, que el origen socioeconómico de los menores incide en sus posibilidades de aprendizaje. Las variables sociales y económicas que se relacionan con el aprendizaje en la región en este apartado,  son el estatus socioeconómico y el trabajo infantil remunerado. 

Por otra parte, las características sociodemográficas, como la pertenencia a ciertos grupos sociales, también se vinculan con el desempeño académico. Se observa que cuando los estudiantes forman parte de grupos desfavorecidos o minoritarios de la población se generan consecuencias en cuanto a sus posibilidades de desarrollo y progreso escolar. Se analizan dos características demográficas claves en torno al logro académico: la pertenencia a un grupo indígena y la condición de inmigrante.

[viz_terce_2_4]

  • Los datos TERCE, basados en auto reportes de los estudiantes, muestran que 7,7% de los escolares de tercer grado y 5,2% de los de sexto grado trabajan. Los estudiantes que reportan trabajar por una remuneración tienen un logro académico de entre 13 y 54 puntos menos que sus pares que no trabajan.
  • La relación negativa entre el logro de aprendizaje y la condición indígena del estudiante oscila entre 18 y 43 puntos según país, grado y disciplina.
  • Los resultados del TERCE muestran que los niños migrantes tienen menores resultados de aprendizaje en comparación con los no migrantes.

2. Características de los estudiantes y sus familias

2.1 Nivel socioeconómico de las familias

El índice de nivel socioeconómico de los estudiantes fue construido a partir de la información de los cuestionarios de contexto del ERCE 2019, específicamente de las respuestas del cuestionario de familias de los estudiantes en 3er y 6º grado de la escuela primaria y, por lo tanto, es representativo de esa población.

Está compuesto por las variables relativas a los antecedentes educativos y laborales de la madre y padre, el ingreso del hogar, los bienes y servicios de la vivienda, y la cantidad de libros disponibles. Los valores más altos del índice indican un mayor estatus socioeconómico. Para fines de visualización, se dividió a la población en quintiles según el nivel socioeconómico y, para los gráficos en adelante, se contrasta el Quintil I (1) y Quintil V (5) para su interpretación con esta variable.

[viz_erce_2_1]

2.2 Antecedentes escolares de estudiantes

Los antecedentes escolares representan un factor clave para explicar el desempeño académico del estudiante. Las variables consideradas en esta dimensión son estudiantes que han repetido de grado, la inasistencia a clases y la participación en educación preescolar formal entre los 4 y 6 años[3].

[viz_erce_2_2]

2.3 Involucramiento parental

El involucramiento de los padres en el aprendizaje de los alumnos se ha desarrollado ampliamente como factor que facilitaría los aprendizajes. En particular, se destacan dos ámbitos en que su intervención afectaría los logros de aprendizajes de los alumnos: las actividades que realizan con los alumnos en el hogar y el grado de involucramiento en actividades escolares (ya sea colaborando con algunas actividades específicas o bien manteniendo comunicación con los docentes).

[viz_erce_2_3]

2.4 Características económicas, demográficas, culturales y entorno del hogar

Las variables de caracterización socioeconómica, demográfica y cultural de los estudiantes son importantes predictores del aprendizaje dada su carácter estructural. Los estudios internacionales muestran, de forma sistemática, que el origen socioeconómico de los menores incide en sus posibilidades de aprendizaje. Las variables sociales y económicas que se relacionan con el aprendizaje en la región en este apartado,  son el estatus socioeconómico y el trabajo infantil remunerado. Por otra parte, las características sociodemográficas, como la pertenencia a ciertos grupos sociales, también se vinculan con el desempeño académico. Se observa que cuando los estudiantes forman parte de grupos desfavorecidos o minoritarios de la población se generan consecuencias en cuanto a sus posibilidades de desarrollo y progreso escolar. Se analizan dos características demográficas claves en torno al logro académico: la pertenencia a un grupo indígena y la condición de migrante.

[viz_erce_2_4]

2.5 Entorno hogar

El entorno del hogar se ha considerado como una dimensión que puede influir en el logro de aprendizaje de los estudiantes. En esta oportunidad, esta dimensión la componen dos índices: violencia en el barrio del hogar y buenas relaciones entre vecinos del barrio. La primera, ha sido considerada muy importante bajo una perspectiva ecológica, donde el crimen y la violencia en entornos en los que los jóvenes se desenvuelven, no constituyen un ambiente apto para la participación y el buen desempeño académico. Por otra parte, las buenas relaciones interpersonales entre vecinos del barrio pueden considerarse como un factor protector. Estos han sido entendidos de diferentes maneras, como el polo opuesto de un factor de riesgo o como aquel que interactúa con un factor de riesgo para negar su impacto o mitigarlo.

[viz_erce_2_5]

1. Niveles de desempeño y resultados en lectura

La prueba de lectura de sexto grado se organiza en función de aprendizajes que derivan del cruce de tres procesos cognitivos y dos dominios de conocimientos. Para más información ver Informe de Resultados Logro de Aprendizaje ERCE 2019 o TERCE para el estudio anterior. 

En esta sección se presentan los resultados de la prueba de lectura de los estudiantes de sexto grado de primaria, considerando la distribución en los distintos niveles de desempeño en cada país y puntajes en el TERCE 2013. Para interpretar estos resultados, se realiza previamente una presentación de los niveles de desempeño, junto a sus respectivos puntajes de corte y los dominios y procesos implicados.

NIVEL IV(DESDE 810 PUNTOS)

En narraciones literarias y poemas, cartas, notas, artículos informativos, noticias, relatos, afiches y comentarios, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Inferir el significado de palabras utilizadas con significados diversos dependiendo del contexto en que se encuentran.
  • Reflexionar sobre la función y los recursos de un texto.
  • Relacionar dos textos, a partir de sus propósitos comunicativos.
NIVEL III(754 A 809 PUNTOS)

En narraciones literarias y poemas, cartas, notas, artículos informativos, noticias, relatos, afiches y comentarios, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información explícita, repetida predominantemente mediante sinónimos (parafraseada), que se encuentra en distintas partes del texto, y que es necesario discriminar de otra información relevante que compite con ella.
  • Relacionar información explícita (relaciones causales y de secuencia temporal), repetida predominantemente mediante
  • Sinónimos (parafraseada), en distintas partes del texto, discriminando entre información relevante que compite entre sí.
  • Inferir información a partir de conexiones sugeridas en diversas partes del texto y apoyadas en el conocimiento de mundo.
  • Interpretar figuras literarias y expresiones en lenguaje figurado.
  • Reconocer la función de distintos elementos y recursos de un texto.
  • Reconocer elementos que establecen vínculos de correferencia en el texto (sustitución por sinónimos, sintagmas o pronombres), cercanos y/o alejados entre sí, con elementos que le compiten.
  • Reconocer la función de conectores, verbos y signos ortográficos en textos literarios y no literarios.
NIVEL II(612 A 753 PUNTOS)

En narraciones literarias, cartas, notas, artículos informativos, noticias, relatos, afiches y comentarios, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Localizar y relacionar información explícita (relaciones causales y de secuencia temporal), repetida literalmente o mediante sinónimos (parafraseada), que se encuentra predominantemente en el cuerpo del texto y que es necesario distinguir de otras informaciones que compiten con ella.
  • Inferir información a partir de conexiones sugeridas por el texto y apoyadas en el conocimiento de mundo.
  • Inferir el significado de palabras familiares a partir de las claves que entrega el texto.
  • Realizar relaciones que demuestran la comprensión del sentido global del texto, como distinguir el tema central, idea principal y las características principales de personajes, a partir de información explícita e implícita de los textos.
  • Reconocer funciones de textos discontinuos presentes en diversos textos.
  • Reconocer emisor, destinatario y propósito comunicativo en diversos textos.
  • Relacionar dos textos, según sus características y la información que ambos entregan.
  • Reemplazar conectores según su sentido en el texto.
NIVEL I(HASTA 611 PUNTOS)

En narraciones literarias (predominantemente), cartas, notas, noticias y relatos, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información explícita, repetida literalmente o mediante sinónimos (parafraseada), que se encuentra en distintas partes del texto (inicio, cuerpo o final) y distinguida de otras informaciones.
  • Establecer relaciones causales entre información explícita del texto.
  • Interpretar expresiones en lenguaje figurado.
  • Reconocer tipos de textos por su estructura familiar y cercana; reconocer el emisor de un texto.
  • Reconocer elementos que establecen vínculos de correferencia en el texto (sustitución por sinónimos, sintagmas o pronombres), que se encuentran cercanos o próximos y son claramente distinguibles.

A nivel regional, el 52% de los estudiantes de sexto grado de primaria obtuvo nivel II. Los otros niveles concentraron porcentajes relativamente similares: 18% en el nivel I, 16% en el nivel III y 14% en el nivel IV.

De acuerdo al UIS/UNESCO, un Nivel Mínimo de Competencia (MPL por su sigla en inglés) es el punto de referencia del conocimiento básico en un dominio (matemáticas, lectura, etc.) medido a través de evaluaciones de aprendizaje. Para el caso de tercer grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel II de desempeños del ERCE, mientras que para el caso de sexto grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel III de desempeños del ERCE.
Para más información, visite este enlace.

1. Niveles de desempeño y resultados en lectura

La prueba de lectura de tercer grado se organiza en función de aprendizajes que derivan del cruce de tres procesos cognitivos y dos dominios de conocimientos. Para más información ver Informe de Resultados Logro de Aprendizaje ERCE 2019 o TERCE para el estudio anterior. 

En esta sección se presentan los resultados de la prueba de lectura de los estudiantes de tercer grado de primaria, considerando la distribución en los distintos niveles de desempeño en cada país y puntajes en el ERCE 2019. Para interpretar estos resultados, se realiza previamente una presentación de los niveles de desempeño, junto a sus respectivos puntajes de corte y los dominios y procesos implicados.

Descripción de los niveles de desempeño en
Lectura de los estudiantes de Tercer grado de primaria

Los estudiantes de este nivel escolar se enfrentaron en la prueba ERCE a narraciones literarias, textos líricos, afiches, noticias, textos instruccionales, avisos y artículos informativos. Estos textos se caracterizaban por abordar temas conocidos o que son comunes para estudiantes de esta edad y desarrollarse en torno a un tema central, en su mayoría, a través de ideas explícitas. Este tema central puede apoyarse a través de claves evidentes presentes en lugares destacados del texto o en imágenes, y complementase con algunos detalles e ideas que le aportan mayor complejidad.

La mayor parte de los textos presentaba una organización convencional respecto a su tipología, por ejemplo, cuentos que siguen la estructura prototípica de inicio, conflicto y desenlace. También se incluyeron textos discontinuos sencillos, es decir, textos que no necesitan leerse de manera lineal y que incorporan imágenes que reafirman la información escrita.

NIVEL IV(DESDE 813 PUNTOS)

Los estudiantes de este nivel mostraron evidencia de ser capaces de:

  • Realizar inferencias que requieren concluir sobre el texto a partir de pistas presentes en él.
  • Realizar inferencias (ej. el tema central, las características o sentimientos de personajes, el conflicto) que requieren comprender el texto globalmente e integrar distinta información implícita presente en él.
  • Reconocer tipos de textos cuando su estructura no es prototípica.
  • Inferir el propósito de un texto cuando este no es evidente pues se debe diferenciar el propósito central de aquellos secundarios.
  • Aplicar conocimientos sobre tipologías textuales en la lectura de un texto.
NIVEL III(729 A 812 PUNTOS)

Los estudiantes de este nivel mostraron evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información o relaciones explícitas presentadas en forma literal o parafraseada (ej. a través de sinónimos) y que es necesario distinguir de otras informaciones similares.
  • Realizar inferencias que requieren seleccionar, relacionar o comparar distintas informaciones del texto.
  • Realizar inferencias (ej. inferir el tema central, las características o sentimientos de los personajes, el conflicto) que requieren comprender el texto globalmente a partir de información implícita, pero claramente sugerida en él.
  • Relacionar información visual y verbal de un texto.
  • Inferir el propósito de un texto cuando su organización lo sugiere.
NIVEL II(676 A 728 PUNTOS)

Los estudiantes de este nivel mostraron evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información o relaciones explícitas presentadas en forma literal o parafraseada (ej. a través de sinónimos) y que pueden ubicarse en diferentes partes del texto.
  • Realizar inferencias a partir información que se encuentra cercana o claramente sugerida en el texto.
  • Realizar inferencias (ej. inferir el tema central, las características de personajes y el conflicto) que requieren comprender el texto globalmente, a partir de información explícita destacada o reiterada en este.
  • Inferir el propósito de un texto a partir de información reiterada o de fácil acceso (ej. títulos e inicio del texto).
  • Reconocer un elemento de la estructura prototípica de un texto (ej. su final/desenlace o moraleja) o la función que dicho elemento cumple en él.
NIVEL I(HASTA 675 PUNTOS)

Este nivel agrupa a estudiantes de diverso desempeño incluyendo quienes están iniciándose en su proceso lector. La mayor parte de los estudiantes de este nivel mostró evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información explícita presentada en forma literal en el texto y ubicada al inicio o en un lugar destacado de este (ej. en títulos o palabras destacadas).
  • Realizar inferencias a partir de información destacada.
  • Reconocer tipos de textos de estructura prototípica (ej. cuentos con una organización textual de inicio, conflicto y desenlace).
  • Reconocer una característica del texto relacionada con las tipologías textuales a partir de claves evidentes.

De acuerdo al UIS/UNESCO, un Nivel Mínimo de Competencia (MPL por su sigla en inglés) es el punto de referencia del conocimiento básico en un dominio (matemáticas, lectura, etc.) medido a través de evaluaciones de aprendizaje. Para el caso de tercer grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel II de desempeños del ERCE, mientras que para el caso de sexto grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel III de desempeños del ERCE.
Para más información, visite este enlace.

1. Niveles de desempeño y resultados en lectura

La prueba de lectura de sexto grado se organiza en función de aprendizajes que derivan del cruce de tres procesos cognitivos y dos dominios de conocimientos. Para más información ver Informe de Resultados Logro de Aprendizaje ERCE 2019 o TERCE para el estudio anterior. 

En esta sección se presentan los resultados de la prueba de lectura de los estudiantes de sexto grado de primaria, considerando la distribución en los distintos niveles de desempeño en cada país y puntajes en el ERCE 2019. Para interpretar estos resultados, se realiza previamente una presentación de los niveles de desempeño, junto a sus respectivos puntajes de corte y los dominios y procesos implicados.

Descripción de los niveles de desempeño en
Lectura de los estudiantes de Sexto grado de primaria

Los estudiantes de este nivel escolar se enfrentaron en la prueba ERCE a narraciones literarias y poemas, cartas, notas, artículos informativos, noticias, relatos, afiches y comentarios. En algunos casos se les presentó un texto y en otros se presentaron dos textos juntos para fines de la evaluación, por ejemplo, para solicitarles compararlos o seleccionar alguna información. Las lecturas de la prueba de Sexto grado abordaban temas que son conocidos o comunes para estudiantes de esta edad. Los textos incluidos tienden a desarrollarse en torno a un tema central que se presenta a través de ideas en su mayoría implícitas.

La mayor parte de los textos presenta una organización convencional respecto a su tipología, sin embargo, en ocasiones se incluyen textos que se alejan de dicha organización, por ejemplo, al combinar diferentes secuencias textuales dentro de una misma lectura (ej. una instrucción que contiene secciones explicativas y descriptivas). Al igual que en la prueba de Tercer grado, en este nivel, también se incluyen textos discontinuos donde se hace uso de diferentes modos para presentar la información.

NIVEL IV(DESDE 810 PUNTOS)

Los estudiantes de este nivel mostraron evidencia de ser capaces de:

  • Realizar inferencias a partir de conexiones entre ideas específicas o poco predecibles y ubicadas en diferentes partes de uno o más textos.
  • Realizar inferencias (ej. inferir el tema central, las características de personajes, el conflicto y el desenlace) que requieren comprender el texto globalmente y desafiar el conocimiento de mundo que él o la estudiante pueda tener.
  • Inferir el propósito de un texto a partir de claves implícitas que es necesario distinguir de información que compite.
  • Comparar dos textos (ej. su propósito comunicativo o su contenido) integrando o discriminando información que compite.
  • Evaluar la incorporación de un recurso considerando el propósito del texto.
NIVEL III(754 A 809 PUNTOS)

Los estudiantes de este nivel mostraron evidencia de ser capaces de:

  • Realizar inferencias a partir de conexiones entre ideas específicas o secundarias y ubicadas en diferentes partes de uno o más textos.
  • Inferir el tema central de un párrafo o parte del texto, estableciendo una relación con el texto en su conjunto.
  • Realizar inferencias (ej. inferir el tema central, las características o sentimientos de personajes, el conflicto y el desenlace) que requieren comprender el texto globalmente e integrar ideas implícitas presentes en él.
  • Interpretar expresiones en lenguaje figurado a partir de claves implícitas en el texto o que desafían el conocimiento que tiene el estudiante del mundo que lo rodea.
  • Relacionar información visual y verbal de un texto.
  • Inferir el propósito de un texto a partir de claves implícitas sugeridas en el texto.
  • Comparar dos textos (ej. su propósito comunicativo o su contenido) integrando información prominente del texto.
NIVEL II(612 A 753 PUNTOS)

Los estudiantes de este nivel mostraron evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información o relaciones explícitas presentadas en forma literal o parafraseada y ubicadas en el cuerpo del texto, logrando distinguirlas de otras informaciones.
  • Realizar inferencias a partir de información claramente sugerida en el texto o de conexiones entre ideas que se presentan próximas entre sí.
  • Inferir el tema o idea central de un párrafo o parte del texto.
  • Realizar inferencias (ej. inferir el tema central, las características de personajes, el conflicto o el desenlace) que requieren comprender el texto globalmente, apoyándose en claves evidentes o en su conocimiento del mundo.
  • Interpretar expresiones en lenguaje figurado cuando hay pistas evidentes o cuando se sustentan en el conocimiento que el estudiante tiene del mundo que lo rodea.
  • Reconocer un elemento de la estructura prototípica de un texto (ej. su final/desenlace o moraleja).
  • Reconocer tipos de textos e inferir su propósito cuando este es evidente.
  • Comparar dos textos (ej. su propósito comunicativo o su contenido) a partir de información reiterada o que se encuentra al inicio de ellos.
NIVEL I(HASTA 611 PUNTOS)

Este nivel agrupa a los estudiantes de más bajo desempeño en la prueba. La mayor parte de los estudiantes de este nivel mostró evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información explícita presentada en forma literal o parafraseada y en un lugar del texto que es de fácil acceso y distinguible de otras informaciones.
  • Realizar inferencias a partir de información que es de fácil acceso (ej. presentada al inicio del texto).

De acuerdo al UIS/UNESCO, un Nivel Mínimo de Competencia (MPL por su sigla en inglés) es el punto de referencia del conocimiento básico en un dominio (matemáticas, lectura, etc.) medido a través de evaluaciones de aprendizaje. Para el caso de tercer grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel II de desempeños del ERCE, mientras que para el caso de sexto grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel III de desempeños del ERCE.
Para más información, visite este enlace.

1. Niveles de desempeño y resultados en lectura

La prueba de lectura de tercer grado se organiza en función de aprendizajes que derivan del cruce de tres procesos cognitivos y dos dominios de conocimientos. Para más información ver Informe de Resultados Logro de Aprendizaje ERCE 2019 o TERCE para el estudio anterior. 

En esta sección se presentan los resultados de la prueba de lectura de los estudiantes de tercer grado de primaria, considerando la distribución en los distintos niveles de desempeño en cada país y puntajes en el TERCE 2013. Para interpretar estos resultados, se realiza previamente una presentación de los niveles de desempeño, junto a sus respectivos puntajes de corte y los dominios y procesos implicados.

NIVEL IV(DESDE 813 PUNTOS)

En narraciones literarias, textos líricos, cartas, afiches, noticias, textos instruccionales, avisos y artículos informativos, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Interpretar lenguaje figurado y acciones de personajes en narraciones.
  • Reflexionar y emitir juicios sobre los recursos y las características del contenido y estructura de textos literarios y no literarios.
  • Reconocer tipos de texto de estructuras no familiares ni cercanas.
NIVEL III(729 A 812 PUNTOS)

En narraciones literarias, textos líricos, cartas, afiches, noticias, textos instruccionales, avisos y artículos informativos, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Localizar y relacionar información explícita (relaciones causales y de secuencia temporal), repetida literalmente o mediante sinónimos, presentes en distintas partes de un texto, distinguiéndola de información que le compite.
  • Inferir información a partir de conexiones sugeridas por el texto y apoyadas en el conocimiento de mundo.
  • Inferir el significado de palabras no conocidas ni familiares a partir de las claves que entrega el texto.
  • Realizar relaciones que demuestran la comprensión del sentido global del texto, como distinguir el tema central y otras, a partir de información explícita e implícita del texto.
  • Reconocer características del contenido y estructura de textos literarios y no literarios.
NIVEL II(676 A 728 PUNTOS)

En narraciones literarias, textos líricos, cartas, afiches noticias y textos instruccionales, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Localizar y relacionar información explícita (relaciones causales), repetida literalmente o mediante sinónimos, que se encuentra en el cuerpo de un texto, que debe ser distinguida de otras informaciones cercanas.
  • Inferir información a partir de conexiones sugeridas por el texto (no necesariamente evidentes).
  • Realizar relaciones que demuestran la comprensión del sentido global del texto (por ejemplo, distinguir el tema central), a partir de información explícita reconocida y reiterada en el texto.
  • Reconocer el propósito comunicativo de un texto no literario.
NIVEL I(HASTA 675 PUNTOS)

En narraciones literarias, predominantemente fábulas, textos líricos breves, cartas y afiches, estos estudiantes muestran evidencia de ser capaces de:

  • Localizar información explícita, repetida literalmente o mediante sinónimos, que se encuentra en un lugar destacado del texto (inicio o final) y claramente distinguible de otras informaciones.
  • Extraer conclusiones a partir de conexiones entre ideas evidentes.
  • Inferir el significado de palabras conocidas y familiares a partir de las claves que entrega el texto.
  • Reconocer tipos de textos breves de estructura familiar y cercana.

A nivel regional, el 40% de los estudiantes de tercer grado obtuvieron nivel I y constituyen el grupo más numeroso. El nivel III concentró al 26% de los estudiantes, mientras que los estudiantes que alcanzaron el nivel II de desempeño representaron 22%, seguidos del nivel IV con 13%.

De acuerdo al UIS/UNESCO, un Nivel Mínimo de Competencia (MPL por su sigla en inglés) es el punto de referencia del conocimiento básico en un dominio (matemáticas, lectura, etc.) medido a través de evaluaciones de aprendizaje. Para el caso de tercer grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel II de desempeños del ERCE, mientras que para el caso de sexto grado en Lectura y Matemática, se definió el MPL en el Nivel III de desempeños del ERCE.
Para más información, visite este enlace.